Anticonceptivos



Las píldoras anticonceptivas han sido el gran invento del sistema y han hecho que la mujer se vuelva hiperproductiva y le sirva al sistema.


  • Que la mujer se olvide completamente de sus ciclos y deje su tiempo en manos del sistema en la rueda de producción, consumo e insatisfacción infinitas.

  • Que pierda la libido y se vuelva insatisfecha e insegura de si misma, para seguir consumiendo.

  • Que abandone la INTUICIÓN y la ESCUCHA INTERIOR para escuchar a otros antes que a si misma.

  • Que pierda lentamente su BIO-RITMO 💫 generando desequilibrios en su cuerpo femenino para consumir más medicina.

  • Que comience a temerle a sus cambios cíclicos, osea a su naturaleza femenina para convencerse de que ser mujer no es normal, entonces siga insatisfecha, entonces siga consumiendo.


Las píldoras, han hecho que la mujer crea, erroneamente, que es responsable y libre de su sexualidad, creando, en verdad, mujeres que no se informan sobre su sexualidad, ni se interesan sobre el verdadero funcionamiento de su cuerpo, fertilidad y reproducción, dejando el poder de si mismas en la medicalización de sus ciclos reproductivos.

  • Las píldoras han llevado el peso de la RESPONSABILIDAD sobre la concepción y anti-concepción recaiga en la mujer, creando parejas y familias desequilibradas en cuanto a responsabilidades de concepción, nacimiento, crianza y educación.

  • Han hecho que la mujer vaya perdiendo su instinto y OLFATO FEMENINO para dejar de discernir sobre sus relaciones.

  • Han hecho que la mujer crea que durante su menstruación debe seguir trabajando y seguir produciendo, aún cuando duela, aun cuando su naturaleza le esta indicando que es tiempo de quietud y de retiro para renovarse🔮.

  • Han hecho que la mujer, una vez más, padezca su propia naturaleza, creyendo que lo natural es un síndrome y acepte medicalizarse.

El sistema vive creando y vendiendo imágenes erróneas de mujeres satisfechas con su cuerpo, con su menstruación, con su sexualidad, sensualidad, con su maternidad, etc.

Cuando sabemos perfectamente que ni la maternidad, ni la sexualidad ni la percepción de nuestro propio cuerpo es siempre satisfactoria y lineal. Eso es bien sabido por quienes crean los comerciales y los productos y también por quienes crean las medicinas.


¡El miedo y la insatisfacción sobre la propia naturaleza femenina mueve millones! Las mujeres, somos cíclicas, cambiantes.

Gracias a la menstruación todos estamos en este planeta. Las HORMONAS nos vuelven intuitivas. Las hormonas nos vuelven creativas. Ser cambiantes nos hace discernir y apreciar la vida en múltiples percepciones para saber elegir lo que mejor nos conviene para nuestra evolución.

Responsabilizarnos de nuestro cuerpo no sólo es un acto de amor, sino también es convertir lo íntimo y personal en político, renunciando a las farmacéuticas y a las grandes empresas que lucran con nuestras necesidades, miedos e inseguridades. El registro de nuestros ciclos menstruales es y siempre será una HERRAMIENTA de AUTOCONOCIMIENTO, que nos permita reconocer síntomas o anomalías a tiempo y de esta manera cuidar activamente de nuestra salud.


⚠️Ninguna mujer merece ni debería consumir píldoras anticonceptivas sin informarse adecuadamente de las consecuencias que esto tiene en su cuerpo. Eso creo.



Texto @conexionmatriz

Imagen @lalovenenoso