DIETA de LUNA NUEVA & LLENA

El ciclo lunar marca un ritmo en el metabolismo.

Así como las mareas del océano, en Luna Llena y la Luna Nueva, el movimiento de fluidos en el cuerpo humano, están intensificados.

Son los momentos ideales para purificarte, eliminar la retención de líquidos, y especialmente las toxinas.

Por lo mismo muchas culturas practican lo que se conoce como dieta de la Luna Nueva o dieta de la Luna Llena.

Esto consiste en aprovechar las 24 horas donde los líquidos tienden, de por sí, a entrar en un proceso de purificación.

La diferencia fundamental es que una dieta en Luna Nueva es más purificadora y sirve a instaurar un nuevo hábito, mientras en Luna Llena sirve a recuperar energía y permitir que el cuerpo aproveche mejor los nutrientes.

Si quieres cortar con malos hábitos alimenticios es ideal hacerla en Luna Llena mientras si quieres purificar el cuerpo de forma profunda en Luna Nueva.


Hay varios formatos: 24 horas de ayuno con solo toma de agua 24 horas de ayuno con tisanas o jugos naturales (no embalados, frescos). 24 horas de fruta y verdura cruda. O puedes simplemente enfocarte en tomar mucha más agua, tomar agua con limón, y comer muy saludable. Usa el formato que sientas más indicado para ti.


Puedes hacerlo desde las 24 horas antes a las 24 horas después de la Luna Nueva por la cantidad de horas que te sea conveniente. La dieta de Luna Nueva y Llena se realizan normalmente por 24 horas.



Texto: @lunalogia Imagen: ofrendas hinduistas en Ubud, Bali