LUNA LLENA

En LUNA LLENA somos más intensx, profundx e intuitivx.

Pero porqué?


La Luna genera atracción hacia la Tierra. Una fuerza de gravedad, parecida a la del suelo, que nos quiere mantener pegadxs a el. Pero la Luna cuando se llena atrae hacia sí, y de esa forma sube la marea y todos los fluidos. No solo los fluidos, de hecho, la atmósfera, cómo es menos densa, es atraída aún más por la Luna.

Y tu cuerpo es en mayor parte líquidos. Líquidos que se agitan y levantan con la intensidad lunar.

En los fluidos corporales, en específico, el sistema linfático, viajan tus hormonas, aquellos químicos que le dicen a tu cuerpo como sentirse.

Si por ejemplo tu cuerpo decidió que tenías que sentir algo y tu decidiste que no era el momento, una hormona empezó su viaje y no pudo llegar a destino. Se quedó nadando en los fluidos, esperando que la dejen llegar a su destino: hacerte sentir.

Por eso cuando la Luna agita las aguas, los fluidos circulan y las emociones se desbordan.

Se trata de hacer cuentas con lo que se acumuló. Y se trata también de ver porqué no fluyó en el momento ideal.

La Luna llenándose también permite que el subconsciente esté mucho más activo. Y en el subconsciente hay muchísima sabiduría. Ahí habita una gran intuición y un tremendo instinto.

Por lo tanto, para ser exacta, no es que tengamos más intuición durante la Luna llena, simplemente estamos más conscientes de ella.

Con la Luna llena la noche se aclara, la oscuridad se ilumina, y los misterios y secretos salen a la luz.

Disfrútalo!

Texto @lunalogia Imagen @elesq